Cocina sueca

Cocina Sueca

Suecia es uno de los países más sofisticados en muchos sentidos; sus políticas sociales, de economía o de fomento son de las más admiradas a nivel mundial. Sin embargo, se sabe más bien poco de su gastronomía, si eludimos a esa pequeña demostración comercial y culinaria que nos propone el gigante sueco de los muebles.

En el post de hoy, el equipo del Restô quiere acercaros, de una forma breve, pero veraz, a la cocina sueca. No obstante, somos conscientes de que la gran extensión de este país genera diferencias regionales entre la cocina del norte y del sur; por ello, intentaremos ser lo más generales posibles.

El norte y el sur de Suecia

Históricamente, en el extremo norte, se comen carnes como la de reno. La cultura sami, a pesar de ser actualmente minoritaria, ha tenido un peso trascendental en la historia de Suecia y en la caza de este animal. Sin embargo, en la parte sur, han predominado, mayormente, las verduras frescas en los platos; por lo que la figura del campesino fue más estable en esta región.

Los suecos han sido tradicionalmente muy abiertos a influencias extranjeras, que van desde un acercamiento a la cocina francesa en pleno siglo XVII, hasta acercamientos más exóticos con oriente, de donde adoptarían el sushi o el café.

Características centrales de la gastronomía sueca

Si por algo destaca este pueblo es por ser uno de los mayores consumidores de leche del mundo. También, presumen de ser consumidores diarios de panes crujientes y suaves (y, a menudo, azucarados); de hecho, existen muchos tipos de este pan endulzado y algunos llevan bastantes especias de sabores fuertes para contrastar.

Por otro lado, cabe destacar su predilección por sopas consistentes, como la sopa rosa o la sopa de arándanos (Blåbärssoppa), servidas, independientemente, frías o calientes. La Ärtsoppa es una sopa de guisantes amarillos, cerdo y cebolla, comúnmente servida con panqueques como postre. La mantequilla y la margarina han sido y son las principales fuentes de grasa de los suecos; aunque el aceite de oliva se está abriendo paso, a buen ritmo, dentro de este mercado.

Pero, si tuviéramos que perfilar, a grandes rasgos, los alimentos más representativos y tradicionales de Suecia, llenos de ricos sabores y acompañados de pesadas salsas (como su salsa típica de cebolla), incluiríamos a las albóndigas, salchichas, cerdo ahumado, arenque frito, remolacha y patatas.

La actualidad de la gastronomía sueca

Algunos platos tradicionales suecos tienen cientos de años; otros, quizá un siglo o menos, aunque todos ellos son por igual una parte muy importante del recetario sueco. Esto se debe a que la cocina sueca siempre ha sido muy moderna y ha adoptado como propios muchos platos internacionales.

En las últimas décadas, la gastronomía sueca y su cultura de restaurantes, han sufrido una metamorfosis. Hoy en día, tanto la filosofía que impera en los restaurantes como en las cocinas caseras de Suecia, ofrece combinaciones de platos tradicionales suecos con mezclas de estilos culinarios más vanguardistas.

¿Conocéis más profundamente esta gastronomía? ¡Compartidlo con nosotros!

Leave a comment